La economía de los datos: Big Data – Sergio Rueda Liñares

Nos ha tocado vivir un tiempo de cambio vertiginoso. La revolución digital en que nos hallamos inmersos amenaza con ser la más radical de cuantas han conformado el devenir de la humanidad a lo largo de la historia. No es muy aventurado decir que no hay aspecto de la sociedad ni de la actividad humana, en un plano más general, que no haya sido –y no vaya a continuar siendo- profundamente transformado por el desarrollo e implantación de las tecnologías digitales. Semejantes cambios son, sin embargo, la definición misma de lo que una revolución es, y no es la primera vez en la historia de la humanidad que nos enfrentamos a un cambio de paradigma tan significativo. Véanse, por supuesto, las principales revoluciones históricas; tanto neolítica como industriales. No, la verdadera radicalidad sin parangón que distingue a esta de las anteriores reside en la velocidad del cambio que se está produciendo. Desde la introducción generalizada de las tecnologías digitales, el intervalo de tiempo transcurrido es comparable a la esperanza de vida de una persona. Sin embargo, ha sido más que suficiente para que estas tecnologías trastoquen absolutamente nuestra forma de relacionarnos, nuestras costumbres, nuestros procesos mentales, nuestras actividades económicas. Sin contar con la perspectiva que da el tiempo, dado que vivimos montados en plena cresta de la ola de las transformaciones, nos es difícil evaluar qué tan profundas son estas y su verdadero alcance. Razonablemente suponemos que es enorme. En cualquier caso, está fuera de toda duda que las tecnologías digitales continuarán moldeando de forma poderosa todos los ámbitos de la vida humana en los años y décadas por venir. La ola está lejos de haber pasado. Y la revolución, de haber concluido.

continuar leyendo

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario