En la red TODO (NADA) es gratis – Maria Jose Giner Escrihuela

La revolución de las tecnologías de la información, está modificando la base nuestra sociedad a un ritmo vertiginoso. Con el crecimiento exponencial de usuarios en internet, poseedores de smartphones, tablets y PCs, las empresas que ofrecen servicios en Internet se han disparado y, con ellas, cualquiera está servido en Internet, no hay límites.

Estas nuevas empresas, la mayoría creadas hace menos de 10 años, tienen bajo su control a los millones de usuarios que han acogido la red en su vida diaria. Desde el control de las comunicaciones, el correo electrónico y las redes sociales, los portales de contenido general o específico, los buscadores, el entretenimiento, la música, los juegos y por supuesto el comercio electrónico. Y casi todos gratuitos.

Y si aparentemente son gratuitos… ¿Cómo sacan beneficios estas empresas que ofrecen servicios en Internet? Básicamente podemos pensar que de la publicidad e incluso algunas veces, tienen contenido especial de pago o suscripciones que ofrecen ciertas ventajas a los usuarios. Pero la realidad es que este tipo de financiación no se da en todas las empresas, la mayoría se nutren de otro tipo de fondos de dudosa legalidad: la información directa proporcionada por sus usuarios.

Y es que la era digital ha suprimido los obstáculos por los que un usuario puede hacerse con algo sin pagar ni un euro. Los nuevos servicios de internet, esos intermediarios que solo crean un puente entre los creadores de contenido digital y sus consumidores, son ahora los que dan las órdenes. No hay mejor negocio que ser intermediario. Los creadores de contenido ceden bajo su yugo, porque se encuentran en un mundo donde cada vez más se impone la premisa de que “si no estás en la red, no eres nadie”.

continuar leyendo

Compartir:

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario