“The future of Jobs”: Oportunidad o desafío

Future Of jobs

Tras el reciente informe del World Economic Forum (WEF) titulado “The future of jobs“, se han sucedido una innumerable cantidad de noticias y artículos en los principales medios de comunicación y tech-blogs. Pero, ¿por qué ha tenido tanta repercusión?

El porqué de su relevancia reside en los escalofriantes resultados del mismo: el Foro Económico Mundial estima que la transformación digital destruirá unos siete millones de empleos y creará otros dos millones, generando un balance negativo de unos cinco millones de puestos de trabajo de aquí a los próximos cinco años.

grafico future jobs

Al existir únicamente estimaciones, como la realizada por el WEF, la transformación digital es un tema que a pesar de ser de candente actualidad, carecen de estadísticas que estudien de manera precisa los efectos que está produciendo en el mercado laboral. Se abre por tanto un debate entre los que consideran que la digitalización tendrá efectos positivos y los que, por el contrario, consideran que será la causa de una precarización del trabajo y de la sociedad en general.

Los expertos en economía y tecnología están de acuerdo en que la transformación digital que vivimos hoy en día se trata de la cuarta revolución industrial, o como se la conoce informalmente: la Industria 4.0.

Esa revolución industrial tiene por un lado una gran cantidad de detractores, como Erik Brynjolsson y Andrew McAfee en su libro “Race Against The Machine” o Martin Ford en su obra “The Rise of Robots“, quienes sostienen que el aumento de la productividad será tal, que la redistribución del trabajo no será suficiente para mantener el equilibrio de población ocupada, sino que terminará definitivamente por imponerse el trabajo automatizado sobre el trabajo humano.

Por otro lado, la digitalización también cuenta con adeptos como Peter Diamandis y Steven Kotler, quienes en su obra “Abundance” defienden que caminamos hacia la Era de la Abundancia: un ecosistema ideal en el que el aprovechamiento eficiente de las energías renovables, los avances en el campo de la genética y la consolidación de la sociedad del conocimiento, desembocan en una mejora de la calidad de vida perceptible por los ciudadanos de cualquier rincón del mundo.

En definitiva, el futuro que nos deparará la transformación digital es incierto. A día de hoy es imposible saber con certeza si acabará generando un balance positivo o negativo en el mercado laboral. Sin embargo, conocemos perfectamente qué es la digitalización y cuáles están siendo sus consecuencias a corto plazo. Sí sabemos cuál es la herramienta para adaptarnos a los escenarios de constante cambio: una formación continua que permita preparar mejor a los profesionales de cara a la nueva economía.

 

  • Resumen ejecutivo del informe del WEF: Enlace
  • Informe completo: Enlace
Compartir:

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario