La Desintermediación, efecto de la nueva Economía Digital – Saúl Carbonero González

Cuando, en 1784, se introdujo en las instalaciones de producción de una empresa el primer telar mecánico fue tan sólo el comienzo de una serie de cambios que supondrían un avance sin precedentes en la economía. El uso de la fuerza hidráulica y el vapor como energía motora permitió una mejora remarcable en producción y distribución de bienes. A todo este proceso lo conocemos la Primera Revolución Industrial. Casi un siglo más tarde, en 1870, un matadero de Cincinnati incluyó la primera línea de producción en cadena trayendo consigo una nueva forma de producción. Esta Segunda Revolución Industrial se caracterizó por el uso de electricidad como fuente de energía en lugar del carbón. Aparecieron entonces nuevos modelos de producción cuyo objetivo era abaratar costes produciendo en serie. En 1969, el protagonista es el Modicon 084, el primer PLC (Controlador Lógico Programable). Una Tercera Revolución Industrial aparecería para muchos a partir de este momento.

Hoy en día, se acepta amplia e indiscutiblemente que el mundo desarrollado está cambiando de nuevo de una economía industrial basada en acero, automóviles y carreteras hacia una nueva economía construida con base en silicio, computadores y redes. Se habla acerca de un cambio generado en las relaciones económicas, tan significativo como ocurrió con el anterior desplazamiento de la era agrícola hacia la industrial, del uso del carbón a un progreso hasta el uso de la energía nuclear. Es lo que se conoce como la Cuarta Revolución Industrial.

continuar leyendo

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario