Neutralidad de la red: qué es y las diferentes soluciones adoptadas en Estados Unidos y Europa sobre ella. – David Mesegar Dorta

A lo largo de los últimos años, el principal tema de debate sobre la gestión de Internet ha sido el de la neutralidad de la red, con multitud de posturas e intereses enfrentados en una batalla sin cuartel por lograr deponer o consagrar este principio. Durante el presente 2015, tanto los Estados Unidos de América como Europa han intentado acabar con este debate legislando sobre el tema y, además, con soluciones bastante diferentes entre sí.

Antes de analizar las resoluciones y las posibles consecuencias de las mismas, explicar qué es la neutralidad de la red, y quiénes y por qué la defienden o la atacan según sus intereses.

“La neutralidad de red es la ausencia de cualquier tipo de prioridad, así como barreras de acceso, a la información que viaja por una red de telecomunicación”.

De acuerdo con esta definición Internet debe ser una red transparente, donde ningún tráfico puede ser discriminado por su origen y donde todos los paquetes se sometan al mismo tratamiento, el llamado “best-effort”, sin distinguir entre calidades de servicio. Como era de esperar, este principio es incompatible con los servicios que muchos de los gigantes de Internet, como Google, Facebook o Netflix, ofrecen a sus usuarios, por el gran volumen de ancho de banda que generan. La solución adoptada por estas grandes empresas fue la de pagar por enlaces dedicados a los proveedores de servicios de Internet (ISP) para poder ofrecer sus servicios con mayor calidad sin tener que competir en igualdad de condiciones con el resto de tráfico de Internet.

Continuar leyendo

Compartir:

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario